Escribimos....en las piedras, arena, harina, pan rallado, espuma de afeitar...

Sí, el título ya nos sorprende pero como os comentaba en otra entrada hay que estimular, experimentar y acompañar en el proceso de evolución del grafismo.
Las manos de nuestros peques deben tener un tono muscular correcto para poder sostener el lápiz: ni muy rígido (hipertónico), ni muy flojito y sin fuerzas (hipotónico).  Para eso es imprescindible que experimenten, que usen y muevan sus
manos y deditos, en la cocina (con diferentes masas) , con plastilina, arcilla, barro....Cuantos más materiales les ofrezcamos mayor estimulación y motivación.

Os dejo unas fotos de una tarde "pintando" con harina, pan rayado y espuma de afeitar. D realizaba trazos verticales, horizontales, oblicuos, circulares....todo esto son ejercicios de PREESCRITURA, está perfeccionando los movimientos de su muñeca y la coordinación óculo manual.


El primer ejercicio es que ellos mismos echen en la bandeja desde el recipiente  la harina, el pán rallado, la sal....lo que vayáis a usar. Con esta actividad están trabajando la prensión (al coger la cuchara, no es lo mismo cogerla cuando está vacía que cuando está llena). La coordinación óculo- manual para llevar la cuchara hasta la bandeja y descargar en ella y por supuesto la autonomía. En el método Montessori se hacen muchas actividades de este tipo desde los dos años y medio (poner líquidos y sólidos de un recipiente a otro con cucharas, vasos...). Desde mi punto de vista debemos aprovechar todos los momentos que la vida cotideana nos brinda para hacerlo de manera natural.


Para limitar  y trabajar el control del espacio he puesto los materiales en bandejitas de plástico, con niños más pequeños están deben ser mucho más grandes.



Cuando ya tenemos el soporte en el que vamos a escribir preparado, les invitamos a que dibujen libremente, solo les damos una pauta, que lo hagan con un solo dedito, el índice.







Después podemos dirigirles para dibujar un trazo concreto (vertical, horizontal, circular...) o letras, mostrándoles un ejemplo.


Usamos la cuchara para alisar y borrar.




En un momento dado, se cansó de usar el dedo y me pidió un lápiz o un pincel para pintar, le dí uno de los cuchillos de la plasti para que pudiera seguir pintando y trazando.


Con la espuma de afeitar fué mucho más difícil escribir, hay que hacer un trazo profundo para que quede marcado, asi que simplemente experimentó la textura y se divirtió sintiendo sus manos pegajosas, pellizcaba (pinza fina) y se reía muchísimo.








Pero mi peque también hace "ejercicios" de grafomotricidad y preescritura de manera libre, expontanea y voluntaria constantemente en la calle, en el parque, en la playa....





¡¡Fijáos con la precisión que coge la pluma!!!





No desaprovechéis estas oportunidades, y sobre todo, POR FAVOR:  no las interrumpáis con un ¡levántate del suelo que te vas a manchar!.


 ¡NUESTROS GENIOS ESTÁN TRABAJANDO!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido la entrada de hoy? ¿Quieres qué hablemos de algún tema en especial? Déjanos tus comentarios y sugerencias. Participa en nuestro blog y para no perderte nada déjanos tu email y suscribete a nuestro newsletter.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...