Cocinar con Niños: Tarta Colibrí

Hoy os traemos el paso a paso de una tarta deliciosa con ingredientes muy originales que esperamos que os guste, lleva piña, plátano y nueces. Su sabor indescriptible. Es fácil de hacer, nosotros la hemos cortado en cuatro capas para que sea todavía más jugosa pero es suficiente con dos capas (y mucho más fácil). La receta es una adaptación de la que viene en la colección Pastelería Creativa.

Incluimos un paso a paso con imágenes.



Ingredientes para el bizcocho:

3 huevos
300 g. harina
180 g. azúcar
1 cucharadita bicarbonato
1/2 vaso de aceite girasol
200 g. piña
3 plátanos
125 g. nueces
1 cucharadita de canela
1 pizca de sal, nuez moscada y clavo

Ingredientes para la crema:

250g mantequilla sin sal
300g queso de untar
300g azúcar glacé
3 o 4 cucharadas del almibar de la piña
almendras para decorar

Paso a paso del bizcocho:

Empezamos por trocear toda la fruta y  pelar las nueces. Lo ponemos todo en un bol y trituramos.
En un cuenco tamizamos la harina con el bicarbonato (también se puede echar medio sobre de levadura química (tipo Royal), la sal y las especias.
 Aparte batimos los huevos con el azúcar. Cuando estén bien mezclados añadimos el aceite y seguimos batiendo muy suave.
Añadimos la mezcla de harina y especias y cuando esté más o henos homogeneo incorporamos el puré de frutas y nueces.
Pasamos esta mezcla al molde y  lo metemos al horno 180º- 40 minutos (hasta que al pinchar con un palillo salga limpio o los bordes se empiecen a separar del molde)




Paso a paso de la crema:

Batimos bien el queso para que coja aire y quede esponjoso.
Añadimos la mantequilla, que tiene que estar blandita, a temperatura ambiente y el azúcar, batimos todo bien y si queremos añadimos muy poco a poco el jugo de la piña, sin pasarnos para que la crema no pierda textura y se quede demasiado líquida. ¡listo!



Montaje:

Esta puede ser la parte más complicada pero para mí es la más divertida y para el peque también.
Dividimos el bizcocho en dos. Para hacerlo más fácilmente el truco está en meterlo en rato en la nevera para que no se desmigue, hay quien incluso prefiere congelarlo y descongelarlo para trabajar mejor, pues de esta forma el bizcocho se queda más compacto y es más fácil de trabajar (el sabor y la textura no cambian).
Para hacer cuatro capas de bizcocho, como hemos hecho nosotros, el truco está en dividir la masa y hornearla en dos moldes. Siempre hay que recortar la parte de arriba que queda más tostada, pero la reservamos por que la vamos a utilizar más adelante para rematar la decoración.



Dividimos la masa y extendemos la crema en cada capa. Para el borde simplemente hay que extender bien la crema cubriendo todos los espacios. Nosotros intentamos dejarlo más bonito haciendo unas ondas usando un cuchillo de postre a modo de espátula, también se puede usar el mango de una cuchara, aunque a mi no me resulta tan cómodo. Decoramos con las almendras trituradas y con migas del bizcocho que nos ha sobrad al hacer las capas (pasándolas por el colador quedan finitas, finitas)

A mi me parece que nos quedó muy bien y de sabor, que es lo importante, estaba buenísima. Esta es la foto del corte para apreciar bien las capas...


Muy pronto pondremos la versión para imprimir, de esta y las demás recetas del blog, siguiendo el método global de lectura que combina texto y imágenes, para que todos los niños puedan seguir la receta aunque todavía no sepan leer. 

Disfrutad del fin semana y si quieres más ideas haz clic en este enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido la entrada de hoy? ¿Quieres qué hablemos de algún tema en especial? Déjanos tus comentarios y sugerencias. Participa en nuestro blog y para no perderte nada déjanos tu email y suscribete a nuestro newsletter.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...