Vamos a la biblioteca

Os proponemos una actividad para realizar en cualquier época del año, para niños de todas las edades, una de esas cosas que siempre queremos hacer, pero que probablemente vamos dejando, por pereza, porque pensamos que son pequeños.... ¡IR A LA BIBLIOTECA!.
En (me atrevo a decir...) todos los pueblos y ciudades hay bibliotecas públicas, con excelentes recursos (algunas a demás de libros, tienen juegos educativos, cds de música...) e ir a la biblioteca es una buena alternativa en esas horas de calor que no podemos ir al parque o a la playa a jugar (y en el invierno cuando llueve o hace frío), suelen ser lugares muy agradables y acogedores, con zonas preparadas para los más pequeños.
Cuando comentaba a otra familia que nosotros íbamos una vez a la semana o cada 15 días, me preguntaron sorprendidos...¿y qué hacéis allí?...ya hemos hablado en otras ocasiones sobre nuestro miedo a que los niños corran, griten o no se "comporten como se espera". Son niños y las bibliotecas infantiles están pensadas y diseñadas para ellos.  Además, es una manera de enseñarles a hablar más bajo, a respetar un clima de más tranquilidad y en algunos momentos de silencio, creamos hábitos de respeto. El ambiente les envuelve y lo consiguen, los libros llaman su atención y se centran en ellos, no sienten la necesidad de corretear ni gritar (hay días que están más nerviosos, nos salimos y no hay problema).
A parte de leer algún libro, que al peque le resulta interesante, hacemos puzles, y muchas bibliotecas infantiles organizan  cuenta- cuentos y otras actividades que fomentan la lectura.
Os aconsejo, que hagáis el carnet de la biblioteca para vuestros hijos (no suelen pedir muchos requisitos, solo el carnet de identificación de uno de los padres) y así podéis llevar prestado algún libro para leer más despacio o más veces en casa. Ellos se sienten muy importantes, porque tienen un carnet, se lo entregan a la bibliotecaria y les encanta recibir los libros que han escogido.  Adquieren una responsabilidad con esos libros, porque se los han prestado y hay que cuidarlos de manera especial para que otros niños también los puedan leer.
A partir de un año o año y medio podéis frecuentar una biblioteca con vuestros hijos, potenciaréis su amor hacia la lectura y le estaréis aportando alternativas para hacer en el tiempo libre.
Feliz visita a la biblioteca, nos gustaría que nos contarais vuestra experiencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido la entrada de hoy? ¿Quieres qué hablemos de algún tema en especial? Déjanos tus comentarios y sugerencias. Participa en nuestro blog y para no perderte nada déjanos tu email y suscribete a nuestro newsletter.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...